PAUL TURNER

Paul Turner avanza por el pasillo del hotel. Ve una puerta entreabierta. La 303. Se asoma. Parece vacía. Probablemente las limpiadoras olvidaron cerrarla. Entra y cierra tras de sí. Se sienta sobre la cama y saca del bolsillo el móvil del pintor. El teléfono que robó del hall. Un par de llamadas. Sólo un par de llamadas y volverá a dejarlo en su lugar. Encuentra un nombre que le llama la atención: Marisa Pena. ¿Será su amante?, se pregunta. Llama. Comunica. Volveré a llamar, se dice. Y descubriré dónde vive. Y la conoceré "casualmente" y acabaré convirtiéndome en su amante. Todo empezó cuando se hizo pasar por su amigo Charlie Njelmsijk en la función del Abraham Lincoln primary school. Lo encerró en los vestuarios, se puso su disfraz de vaca y salió a escena en la obra de teatro infantil. No le gustaba su disfraz de nube. La vaca tenía más papel. Fue una estupenda vaca. Sus padres, al ver que faltaba la nube-Paul se preocuparon. Llamaron a la policía. Y al final encontraron a Charlie Njielmsijk en los vestuarios, junto a un disfraz de nube destrozado. Llamaron a su casa. La madre de Charlie dijo: eso es imposible, mi hijo está ahora mismo cenando, delante de mí. No se ha querido quitar su disfraz de vaca... Le gustó ser Charlie. Y ahora busca vidas que robar. Vidas que suplantar. Sigue buscando nombres en el móvil de Diego Rivera. Nombres que le sugieran algo. De pronto escucha un extraño ruido. Se gira. No hay nadie, pero SIENTE COMO SI LO ESTUVIESEN OBSERVANDO. Se levanta. El baño también está vacío. Pero hay algo extraño. Como una presencia. Se vuelve a sentar sobre la cama, nervioso. Mira el móvil. No puede creer lo que está viendo. En la agenda del móvil pone Paul Turner. ¿Por qué tiene el pintor su número de teléfono grabado? El móvil está llamando. No recuerda haber pulsado la tecla verde para llamar. Se lo acerca al oído. Está a punto de colgar cuando una voz contesta: ¿Quién es? Sin lugar a dudas es la voz grave y profunda, a lo Leonard Cohen, del propio Paul Turner.

6 Comments:

  1. hotelpostmoderno said...
    Lynch! Lynch! Por qué no sale del armario un enano barbudo bailando?
    hotelpostmoderno said...
    Pues tiene su cosa este capítulo. Yo a veces me llamo desde otro teléfono y dejo grabados mensajes. A los dos o tres días se me olvida, escucho el buzón y flipo. Es extraño escuchar lo que has dicho en el pasado.
    hotelpostmoderno said...
    si, se dicen tantas tonterias
    Eva said...
    bueno, yo esperaba que me elogiarais y me admirarais por mi experimentación vital... Pero ahora que lo pienso, tonterías digo un rato
    hotelpostmoderno said...
    ¿quien es eva? ¿es la chica esa que acosa a sergio?
    hotelpostmoderno said...
    quizá Zhu fuese Eva antes, o el mismo Paul Turner podría ser Eva, hay que andarse con ojo.

Post a Comment